Clarin.com EspectĚculos
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
SĚbado 17 de enero de 2004  AĎo VII   Nâ 2847
Noticias Suplementos Especiales Clasificados Gu╠as Ayuda
  Secciones   EspectĚculos

MUSICA: EL ASCENDENTE FENOMENO DEL TANGO Y LA MUSICA ELECTRONICA

El malevaje extraĎado me mira sin comprender

Cada vez hay mĚs grupos que unen los dos g╚neros. Funcionan en circuitos alternativos a los tangueros. Muchos dicen que es s█lo una moda. Otros, el futuro del tango. Aqu╠, una tendencia servida en bandeja.



Mariano del Mazo. .




 Reducir Ampliar Cambiar tamaĎo Tiempo estimado de lectura 3'05''


En t╚rminos de imagen, a principios de los aĎos 90 el tango hab╠a dejado de ser s╠mbolo de decrepitud, peluqu╠n y barrio para convertirse en un espejo de glamour, elegancia y mundo. Los publicistas se percataron del cambio al instante y Carlos Gardel multiplic█ su estampa de colectivo y filete en el shopping del Abasto, en marcas de aperitivos, revistas de diseĎo.

Mientras en Buenos Aires el fen█meno de la milonga crec╠a y se sosten╠a en cientos de chicos y chicas lanzados a las pistas para entreverarse con bailarines veteranos, desde Europa los viajeros del 1 a 1 tra╠an un rumor: el de un tecno machacoso con algunos matices de tango y bandone█n. Era el GotĚn Project, una iniciativa del argentino Eduardo Makaroff junto con el dj. franc╚s Philippe Cohen Solal y el suizo Christoph Muller. Este proyecto, de mediados de los 90, deriv█ en un disco cuyo t╠tulo dejaba intuir mĚs que un concepto, una intenci█n comercial y vac╠a de contenidos: La revancha del tango.

Como ocurri█ con el tango en sus primeras d╚cadas, el rebote europeo fue significativo. La idea de tango electr█nico o tango dance cruz█ el oc╚ano, se instal█ y se fortaleci█. A aĎos luz de la evoluci█n del piazzollismo o del bandone█n con sonido metĚlico de Eduardo Rovira, ya Fernando Samalea hab╠a coqueteado con esmerados trabajos de fusi█n de tango y programaciones; ya Daniel Melingo hab╠a interrumpido sus piezas lunfardas con algunas bases de dub. Ya el g╚nero ten╠a una camada joven y s█lida de mÖsicos y orquestas de tango, digamos, tradicional. Fue en 2002 cuando Gustavo Santaolalla vio el fil█n y se mand█. Fue en 2003 cuando la tendencia se afirm█ hasta l╠mites insospechables.

Hay que decirlo: cualquiera mete hoy un acorde menor, la mano derecha en un bandone█n, un bombo de dance y saca un disco cuyo t╠tulo nunca evita la palabra tango. Si tiene intenciones de ubicarlo en Europa puede agregar sonidos de cacerolas y bombos y samples de discursos de Evita, el Che o Per█n. El collage suele resultar intolerable.

Nadie niega que el fen█meno est╚ relacionado con la moda y con todo aquello que representa el tango. El g╚nero, dir╠a LandrÖ, hoy es in. "Es una realidad —dice Almada, de Tango Crash— Pero criticar es fĚcil. Creo que lo bueno es que se sume cada vez mĚs gente en esta direcci█n. Es el Önico modo de que esta mÖsica nueva pueda ir teniendo mĚs calidad y, sobre todo, bÖsqueda profunda". Santaolalla se corre de la movida general: "A diferencia de otros proyectos, nosotros trabajamos duramente la l╠nea de bajos, los beats, todo". Dentro de ese aura pionera que sugiere, el disco Bajofondo Tango Club es de lo mejor que se haya hecho en este subg╚nero. Aunque desparejo (entre la versi█n de Naranjo en flor y Exodo II, por caso, se ve el abismo) y cierto engolosinamiento con los samples (Goyeneche, D'Arienzo, Susana Rinaldi, Jaime Roos...), este combo rioplatense abri█ una huella bien distinta a la de GotĚn Project.

Una de las preguntas que aparecen alrededor del tango electr█nico es si estĚ hecho para la disco o para qu╚. Al menos aqu╠ en la Argentina, se baila poco. Los distintos productos pendulan entre el dance y el ambient. Dice Santaolalla: "Lo nuestro no es dance, es mÖsica para escuchar". Dice Almada: "La fusi█n con el tecno no funciona demasiado bien. Hay que poner la mirada en la composici█n y los arreglos. Creo que por eso no hay aqu╠ tangueros de sangre". Es cierto: el fen█meno no pertenece al tango, g╚nero que, por otra parte, actualmente estĚ exhibiendo una formidable lozan╠a en el campo instrumental. El fen█meno pertenece a los mÖsicos electr█nicos y rockeros cansados del rock. Esto reci╚n empieza. "Yo soy milonguero. Voy a las milongas. Pero en casa escucho a Massive Attack y Bjľrk", dice Carlos Libedinsky, de Narcotango.

Antes de que la movida decante y se devele cuĚn pasajera o no es la amalgama, Buenos Aires ya estĚ invadida. Basta prender la tele y escuchar la mÖsica de fondo de informativos, imĚgenes de fÖtbol, cortinas de especiales. Un bandone█n cortado y un beat, un viol╠n y un scratch: montados sobre una tradici█n, acaso fundando otra.





Noticias | Suplementos | Especiales | Clasificados | Gu╠as | Ayuda
Grupo ClarÝn
Copyright 1996-2004 Clar╠n.com - All rights reserved | Directora Ernestina Herrera de Noble
Normas de confidencialidad y privacidad

Diario Ol╚ | Diario La Raz█n | Ciudad Internet | Ubbi.com | Biblioteca Digital




 MĚs informaci█n


ClarÝn.com EspectĚculos
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

SĚbado 17 de enero de 2004

 
  MĚs informaci█n


Narcotango: adicci█n electr█nica



Integrantes: Carlos Libedinsky (composici█n, guitarra, programaci█n), Patricio Bonfligio (bandone█n), Federico Terranova (viol╠n), SebastiĚn Monk (piano y teclados), Fernando Del Castillo (bater╠a), Diego Pojonovsky (contrabajo).

Historia: Luego de transitar diversos g╚neros musicales liderando grupos de rock y blues, mÖsica contemporĚnea (dÖo de guitarras Imago), como integrante de la agrupaci█n de Emilio del Guercio y en el conjunto de mÖsica renacentista y me dieval MÖsica Ficta, en 1992, Libedinsky incursion█ en el tango con el dÖo Los Mareados.

Disco: Narcotango (2003).

Textual: "No me preocupa defender si esto es o no tango. Entre la electr█nica y el tango los que pierden son los talibĚn de la cultura, los que no quieren que nada se mueva. Cualquier expresi█n cultural debe tener la posibilidad de modificarse, porque si se detiene la cultura se detiene la vida. En el tango hay muchos talibĚn". (Libedinsky)

 
Copyright 1996-2004 Clar╠n.com - All rights reserved | Dir: Ernestina Herrera de Noble
  Tapa
  Todos los t╠tulos
  Las mĚs le╠das
  Ultimo Momento !

  El Pa╠s
  Opini█n
  El Mundo
  Sociedad
  La Ciudad
  Policiales
  Deportes
  EspectĚculos

  Foros
  Cartas de lectores
  El tiempo
  TrĚnsito y subtes
  Claringrilla
  Humor
  Tapa Papel
  Versi█n Palm
  Ayuda
  Preguntas
  frecuentes
  Contacto